La ciudad de las olas

Una playa, una civilización, miles de kilómetros de agua y una fuerza descomunal que hace que los vientos alcancen unas velocidades que superan los 300 km/h, sin embargo, hacemos vida a sus orillas.

Es inseguro, incierto e incómodo pero es la vida que conocemos. Evitamos tocar el agua y nuestras casas nunca son alcanzadas por las olas de 10 metros de alto.

Las vemos por las ventanas , recordándonos los peligros que nos acechan diariamente. Nos recuerdan que debemos estar siempre preparados.

No las usamos, no nos acercamos, los primero hombres murieron uno a uno al acercarse a sus aguas.

Solo la generación que sobrevivió gracias al temor habita estos lares.

Los hombres valientes mueren y nadie desea la muerte, preferimos el temor, el temor es seguro y nos permite crecer como civilización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s