¿Qué es una bomba de humo?

Una bomba de humo es un acto de magia, es una de las técnicas más antiguas en el arte de la manipulación y se basa en desviar la atención de una situación a otra completamente irrelevante pero lo suficientemente controversial.

Algo así como salirte de una discusión diciendo que alguien más opina algo increíblemente absurdo sobre algún otro tema sin relación, la indignación que genera hace que se olvide por completo el asunto principal.

La bomba de humo es altamente usada por… ¿adivinaste?, sí, políticos, y es bastante sencillo de hacer mientras más personas y mientras más controversial sea el asunto.

Por ejemplo, imaginemos un país dónde “hipotéticamente” todo vaya mal, obviamente las personas responsables tienen que dar la cara y quienes hayan realizado malas gestiones deben renunciar, sin embargo, nadie en la política renuncia por una mala gestión, simplemente desvian la atención.

La estrategia más común es el divide y vencerás, porque Sun-tzu sabía de lo que hablaba y dividir es mucho más fácil que unir.

Volviendo al escenario “hipotético” en dónde los políticos no renuncian por sus malas gestiones, imaginemos una controversia que nos ayude a mantenernos en nuestros cargos y seguir cobrando y viviendo en la mansión pública.

Ejemplos clásicos, la guerra, la raza, la religión, las clases sociales, todos estos son ejemplos comunes de división, porque nadie está de acuerdo en ninguno de estos temas, unos están a favor y otros en contra siempre.

Entonces si yo no quiero renunciar por mis actos mediocres digo algo como que todo es culpa del imperio (guerra), todo es culpa de los [inserte grupo religioso, raza o clase social].

Esto inmediatamente cambia la pregunta ¿Cuándo renuncia fulanito por la mala gestión? a un debate, un debate que confronta a dos grupos de personas los que dicen “Sí, es culpa de…” y los que dicen “No, no es culpa de…” y de ahora en adelante la discusión se basa en si nos vamos a la guerra o no, si declaramos la independencia o no, si votamos o no…

Mientras tanto el problema real, que es que los líderes no sirven y deben cambiarse constantemente para mantener una democracia imparcial y participativa, se diluye en debates divisorios e irrelevantes.

Entonces la pregunta es, ¿qué podemos hacer?, porque esto sigue pasando, pasa mucho y seguirá pasando. Sinceramente lo que tenemos que hacer es usar el sentido común.

Pero lo más difícil de hacer en el mundo es usar el sentido común, porque si usamos el sentido común tenemos que quitarnos la camiseta del si o del no, si usamos el sentido común tenemos que dejar de odiar, tenemos que dejar de culpar a otros, básicamente usar el sentido común implica olvidarnos de nuestro ego y creencias.

Y dejar de odiar es difícil, dejar de pensar que lo que es diferente es lo que nos daña es casi utópico, entonces… ¿Estamos condenados a vivir siendo manipulados por nuestros representantes hasta el final de los tiempos?

Yo espero que no, ¿qué piensas tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s